María José Hernández Micó: “Lo mejor de la música es compartirla con los demás”

Que el aire se convierta en melodía
16 junio, 2019
Villena es música y solidaridad
17 junio, 2019
Ver todo

Titulada Superior de violín por el Conservatorio Superior de Música “Óscar Esplá” de Alicante, Estudios Superiores de violín en la University of California Irvine (EEUU) siendo miembro de la Symphony Orchestra de la misma Universidad y Diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad de Alicante, María José Hernández Micó es en la actualidad, además de profesora de Secundaria, directora y docente de la Escuela de Música de la Sociedad Musical “Ruperto Chapí”, directora del Coro de voces blancas en el colegio Nuestra Señora de los Dolores, coordinadora de diferentes proyectos educativos orquestales y corales en Alicante, Barcelona, Madrid, Salamanca y Ávila y directiva de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana. En consecuencia, una de las personas más involucradas en el panorama musical local y en el proyecto Villena es Música.

¿Qué significa la música para usted, además de una pasión y un modo de vida? La música siempre me acompaña, es mi forma de sentir la vida. Desde muy pequeña me encantaba conocer los diferentes timbres de los instrumentos, cantar, escuchar a las bandas y orquestas, siempre he estado rodeada de música, he crecido con ella. La música es simplemente imprescindible.

¿Qué opinión le merece un evento como Villena es Música? “Villena es Música” nace en la ciudad instalándose con mucha fuerza desde el primer momento, genera emociones en la calle, conecta a las personas. Durante ese día, Villena tiene una banda sonora propia, se originan espacios musicales nuevos en cada edición,  es un despertar de los sonidos.

 ¿Le gusta su formato actual o cree que tendría que cambiar alguna cosa? El formato actual de VEM es muy interesante. La coordinación de espacios y horarios hace posible que los participantes puedan estar presentes en varias formaciones musicales a lo largo del día y, por otra parte, el público puede elegir las franjas horarias y estilos de música que más le gustan dentro de la amplia variedad que ofrece VEM. Después de cada edición es muy importante valorar, sacar conclusiones y escuchar las sugerencias y propuestas que nos llegan desde los participantes y también desde el público. Es un evento vivo, que se transforma y mejora en cada edición, por eso siempre resulta atrayente.

¿Con cuántas formaciones distintas va a tomar parte en el VEM 2019? VEM es siempre muy intenso, un no parar durante todo el día. Este año comenzaré con Música en los Balcones, uno de los momentos más bonitos de la jornada, formando parte de un grupo de música de cámara de la SM Ruperto Chapí. Es una experiencia única, interpretar música en sitios peculiares, inesperados, la magia del Barrio del Rabal y su gente siempre tan cercana y agradable, deseando abrir las puertas de sus casas. Seguiré con los coros escolares, que junto a la Banda Instructiva de la SM Ruperto Chapí se presentan como novedad en VEM. Esta actuación está generando mucha ilusión entre el alumnado y el profesorado que lo llevamos a cabo. Aunar colectivos siempre es enriquecedor y muy gratificante. La propuesta musical se está trabajando en los centros escolares que participan, coordinándose todos los detalles para la actuación conjunta. Y para finalizar acompañaré a mis alumnos más pequeñitos de violín infantil, que junto a la Orquesta de Cámara de la SM Ruperto Chapí realizarán su debut en VEM. Están entusiasmados, son pura energía, guiar sus primeros pasos en el mundo de la música es una verdadera responsabilidad para mí. Sin duda, su primer VEM será inolvidable para ellos.

¿Villena es música realmente… o en realidad queda mucho por potenciar o comenzar a trabajar? Villena es una ciudad muy musical, la agenda de conciertos es variada y numerosa a lo largo del año, la oferta formativa existente en los centros educativos es amplia y permite estudiar cualquier especialidad instrumental en la ciudad sin tener que desplazarse a otros sitios como sucedía en el pasado. Iniciativas como VEM proporcionan apoyo a los artistas, agrupaciones que comienzan su trayectoria musical y también a otros colectivos musicales con gran experiencia profesional. Además se da visibilidad al trabajo que diariamente realizamos en las aulas de los centros educativos y que con tanta ilusión y esmero preparan nuestros alumnos. Hay que seguir trabajando porque sin duda merece la pena, hay que potenciar, apoyar el talento, la música es toda una experiencia de vida.

En cuanto tiene ocasión, anima a sus alumnos a actuar en directo, ya sea en el VEM o en otros eventos como las Fiestas del Medievo… ¿Qué aporta el directo que no se puede aprender en el aula? Cuando se prepara una actuación dentro del aula se trabajan muchos aspectos técnicos e interpretativos, es un proceso largo, de mejora y esfuerzo constante que requiere atención plena por parte del alumnado y confianza, impulso y motivación diaria por parte nuestra. Una vez que se ha completado esta fase viene la experiencia musical compartida con el público, fuera del aula, completándose así el aprendizaje. Gracias a las actuaciones en directo, los alumnos entienden que lo mejor de la música es compartirla con los demás. Disfrutan de pertenecer al grupo, de la creación colectiva, aprenden que merece la pena el trabajo y las horas que han estudiado. Después de un concierto de música en directo los alumnos están emocionados, deseando repetir la experiencia. Es todo un lujo poder disfrutar tocando y hacer disfrutar al que te escucha al mismo tiempo.

¿Cuál es la edad ideal para empezar a aprender música? Lo ideal es comenzar desde pequeños, acercar a los niños a la música desde edades tempranas para que empiecen a vivir la música y puedan seguir aprendiendo conforme van creciendo. Pero esto no sucede siempre así, muchas personas se acercan a la música a cualquier edad y eso es algo maravilloso. Hace unos años comenzaba tímidamente el alumnado adulto en la Escuela de Música con muchas dudas acerca de si era posible iniciarse en este mundo. Hoy en día no tenemos ninguna duda, claro que es posible estudiar música a cualquier edad, porque la música no tiene edad.  La música, como todo, se debe enseñar con amor, respeto y mucha sensibilidad. La edad no importa, importa la música.

¿Existe un instrumento para cada persona o personalidad, o todos estamos capacitados para poder tocar cualquiera de ellos? A la hora de elegir un instrumento es una buena idea acudir primero a las muestras de instrumentos. Durante este curso hemos organizado varias en la Escuela de Música de SM Ruperto Chapí y han sido todo un éxito. Necesitamos conocer los instrumentos, descubrirlos, informarnos bien de sus características, escuchar su sonido como instrumento solista y también en una banda u orquesta antes de decidirnos. No hay instrumentos para niños o adultos, hombres o mujeres. Todas las personas estamos capacitadas para tocar un instrumento, solo hay que descubrir con cuál de ellos nos sentimos mejor. Cada músico establece una conexión muy fuerte con el instrumento que elige y forma parte de su vida, es así de sencillo.

 

Carlos Prats

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.