“Nos resulta imposible imaginar un mundo sin música”

¿Quieres participar en Villena es Música 2019?
26 abril, 2019
El VEM 2019 será a beneficio de Apadis
11 junio, 2019
Ver todo

Jesús Bosque Quiles tiene 67 años, es profesor de piano y reside en Villena. Pascual Bosque Quiles tiene 61 años, es profesor de secundaria y reside en Muchamiel. Juan José Bosque Quiles tiene 53 años, es músico y técnico de sonido y reside en Villena. Son músicos, son villeneros y por muchas razones han sido los elegidos por la dirección de Villena es Música para pregonar el VEM 2019, siguiendo la estela de nuestros anteriores progoneros: Brasa, la familia Soler y la Sociedad Musical Ruperto Chapí.

¿Qué sentisteis cuando se os invitó a pronunciar el Pregón de Villena es Música? Fue una sorpresa, no lo esperábamos ni se nos había pasado por la cabeza algo así. Nos sentimos muy halagados y agradecidos por ello.

¿Podéis avanzarnos algo sobre el contenido o el formato de vuestro Pregón? Lógicamente tendrá música, que es lo más importante de este evento. Habrá un pequeño recorrido musical desde Chapí hasta la música más actual, teniendo como base el instrumento más importante en nuestra familia, que es el piano.

¿Qué opinión particular tenéis sobre el VEM? Es una fantástica idea. Como cualquier evento, es mejorable. Pensamos que, con respecto a los músicos, que son la parte más importante de esta celebración anual, habría que hacer algo que les llamara la atención de manera que absolutamente todos quisieran participar en un evento que, en cualquier caso, es maravilloso. Es impresionante ver en un día tanta actividad y variedad musical, tantos estilos y tantos lugares distintos donde mostrarla, y todo ello realizado y llevado a cabo por villeneros y villeneras.

¿Cómo surge vuestra vocación por la música? Todo viene de nuestra abuela, Gloria Marco, que fue la que inició en la música y el piano a Jesús y a Pascual. A raíz de ahí, los tres continuamos con la música de la mano de Lola Velasco (doña Lola). En nuestra familia siempre ha estado presente de manera muy activa la Zarzuela, ya que nuestra abuela fue la directora del Grupo Lírico Villenense, poniendo en escena muchas zarzuelas, que además estaban coreografiadas por nuestro abuelo, José Navarro. Creemos que iniciativas como aquella está en el inicio de la afición que existe en Villena. En el pregón se podrá comprobar lo que consiguieron nuestra abuela y abuelo con nosotros respecto a la música y otros menesteres… algo que sigue y sigue y sigue con el resto de la familia. Y creemos que seguirá por los años.

Sin embargo, con el tiempo cada uno habéis seguido caminos distintos… ¿Dónde empiezan a separarse? Realmente el único que no se ha dedicado activa y profesionalmente a la música es Pascual, que es profesor de Física y Química en San Vicente y vive fuera de Villena. Pero son precisamente iniciativas como esta participación en el VEM y muchas otras las que nos sigue uniendo gracias al mayor lazo que tenemos, que es la música.

¿Cómo se disfruta más la música? ¿Escuchándola, tocándola, escribiéndola…? La música se disfruta absolutamente de todas las maneras, no podríamos decir cuál es más importante o con cual se disfruta más. Pero si tenemos claro que la música no es solo para los músicos, ni mucho menos. De hecho, el que no es músico la disfruta igual o más incluso: escuchándola, bailándola, sintiéndola, etc.

Tenemos la sensación de que en Villena hay una especial sensibilidad hacia la música… ¿Esto es así o en realidad es similar en todas partes? Realmente es así. Hay muchos lugares que tratan la música con especial importancia, pero Villena tiene algo especial, y no solo respecto a la música, sino en todo lo referente a la cultura y a cualquier tipo de arte.

¿Qué consejo le daríais a unos padres que están valorando apuntar a su hijo a música? ¿Y a esos chavales que están empezando a dar sus primeros pasos en este mundo? A los padres, por supuesto, que no duden en iniciarlos en la música; es algo demasiado importante en la vida. Y los chavales, que no se rindan cuando encuentren dificultades. Los momentos de felicidad que van a conseguir haciendo música difícilmente los van a lograr con otra disciplina. Con la música se baila, se juega, se ríe, se llora, se medita, se aprende, se consigue relajación y tantas y tantas cosas… Sería interminable enumerar todos los beneficios que aporta la música a cada uno de los momentos en nuestras vidas. Simplemente, imaginar un mundo sin música sería imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.